La historia de Oggy es de las más bonitas que nos han ocurrido últimamente, Oggy fue encontrado por un camionero cuando revisaba la caja de su vehículo ,lo vio tan indefenso y magullado que no tuvo corazón para deshacerse de él. Decidió llevarlo a la perrera municipal de la ciudad para que intentaran ayudarlo ,pues  no podía hacerse cargo del gato .Desde la perrera nos avisaron para decirnos lo ocurrido y, si podíamos acogerlo. Carmen la directora de esta protectora se persono para ver a  Oggy y decidió darle una oportunidad.

Una pareja entro preguntando si teníamos algún gato para la adopción ,como es natural les dijimos que si, y les mostramos varios de nuestros gatos, el azar hizo que se fijasen en el pobre Oggy, que acababa de llegar de la perrera municipal, se encontraba lleno de magulladuras y el pelo lleno de grasa. Nos preguntaron que le ocurría, y les contamos la historia, entonces mirándose el uno al otro decidieron adóptalo. Les informamos que requería de muchos cuidados, y dijeron que no era un problema, que ellos se ocuparían de él y, de todos sus gastos. Desde ese día nos tienen informados del estado de Oggy,   mandándonos fotos, contándonos lo bien que esta, y lo mucho que se alegran de haberlo adoptado.